Seleccionar página

Directiva aves

Contratados por el MITECO para el reporte de información relativa al estado de conservación de las aves marinas en España durante el periodo 2013-2018.

La Directiva Aves nace en 1979 con el objetivo de garantizar la conservación de una serie de especies incluidas en sus anexos. En concreto, establece la obligatoriedad de reportar información a la Comisión Europea sobre estas especies cada 6 años, relativa a sus presiones y amenazas y a la tendencia en sus poblaciones y distribución. Desde Cory’s, contratados por el MITECO, hemos llevado a cabo el informe con los datos de las especies de aves marinas en España durante el periodo 2013-2018. La lista de especies a reportar incluye no solo aves reproductoras, sino también invernantes y migratorias, tanto en la península como en Canarias.

vacio

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

Objetivos

El primer objetivo es la recopilación de toda la información generada durante el periodo a reportar. Se trata de integrar los datos recogidos por las Comunidades Autónomas mediante los censos periódicos que coordinan con los resultados de proyectos de investigación y conservación promovidos por otras entidades públicas y privadas, con el objetivo de obtener una fotografía lo más real posible de la situación de cada especie. De entre estos datos, se seleccionan y reportan aquellos que se consideran significativos para cada uno de los aspectos requeridos (distribución, población y tendencia, detallando el porcentaje incluido en Red Natura 2000). El reporte se hace mediante la cumplimentación de fichas, una por especie y periodo -reproducción, invernada o migración- en que está presente de forma significativa.

Paralelamente, el otro gran objetivo de la directiva es actualizar – también cada 6 años – las amenazas y presiones que sufren las especies a reportar, así como las medidas que se están tomando o deberían tomarse para mejorar su situación. Tanto las amenazas y presiones como las medidas están tipificadas por la Comisión, y pueden consultarse aquí y aquí.

Para más detalles sobre los contenidos y formas de este reporte, se recomienda la lectura del documento Explanatory Notes and Guidelines for the period 2013–2018.

Resultados

En total, se han cumplimentado 59 fichas relativas a 32 especies de aves marinas. La ausencia de unos programas de seguimientos diseñados para dar cumplimiento a la Directiva, junto con la dificultad para obtener información de aves pelágicas, a menudo nocturnas y nidificantes en zonas de difícil acceso, hace que en muchos casos la información sea incompleta o fragmentaria. Es el caso del charrán ártico, el paíño de Leach o los álcidos invernantes. A pesar de ello, la información reportada sí muestra la realidad de un buen número de especies. En algunos casos, la situación general es preocupante o crítica. Se trata de especies sensibles como la gaviota tridáctila, el arao ibérico y las pardelas balear, chica y pichoneta, cuyas poblaciones han sufrido un marcado declive durante los últimos años y se aproximan a la extinción de no tomarse las medidas reportadas. Por otro lado, las poblaciones de charranes y gaviotas en general se mantienen estables, con la excepción de la ya mencionada gaviota tridáctila, la gaviota de Audouin (que ha experimentado un declive después de años de aumento) y el gavión atlántico, un reproductor reciente cuya población en España parece seguir en expansión. Por último, algunas especies muestran descensos locales o regionales, mientras sus poblaciones mejoran en otros enclaves. Es el caso del cormorán moñudo atlántico, a pesar de que el balance final sigue siendo negativo.

En cuanto a las presiones y amenazas, las más frecuentes fueron la contaminación del medio marino (100% de las fichas), la sobrepesca (65%), las capturas accidentales en artes de pesca (57%) y aquellas relacionadas con la destrucción del hábitat: modificación y uso de la franja costera (56%), modificación del flujo hidrológico (55%) y canalización y/o drenaje para la construcción de infraestructuras de anclaje (40%).

Un proyecto del Ministerio para la Transición Ecológica

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookiesACEPTAR

Aviso de cookies