Seleccionar página

LIBERA 2021-2022

Análisis de la presencia de plásticos en nidos de aves marinas en Canarias.

Pardela cenicienta Calonectris borealis en nido con plásticos Foto: © Juan Bécares

El plástico supone una grave amenaza para las aves marinas, en tanto que puede lesionar su tracto digestivo, colapsar el estómago o intestinos y quedar fijado en el tejido causando potencialmente daños fisiológicos. Por otra parte, la presencia de plásticos y otros materiales en nidos de aves ha sido documentada en numerosas especies, y su presencia puede deberse al aporte por parte de las aves a la hora de construir el nido, o bien porque estos lleguen de forma accidental hasta el lugar de nidificación, pudiendo provocar enredos en las aves y ocasionarles así la muerte. La presencia de plásticos también puede deberse al aporte de alimento de los padres a los pollos, ya que los adultos en ocasiones confunden el alimento con plásticos y otros materiales, y que pueden acabar o en el nido o en el buche de muchos pollos tras regurgitar el alimento.

vacio

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

Objetivos

El objetivo de este estudio es estudiar el contenido de materiales no naturales en nidos de diversas colonias de pardela cenicienta, petrel de Bulwer, paíño europeo y gaviota patiamarilla, separando en los casos en que sea posible el origen de estos materiales y categorizándolo por color, material, tamaño y cantidad por nido.

Metodología

2021:

Los trabajos se han realizado en cuatro localidades distintas; Montaña Clara, La Graciosa y PN de Timanfaya (Lanzarote) y en el Roque de Tierra de Anaga (Tenerife). En el caso de las tres especies de procelariformes, los muestreos se han realizado durante la incubación, y en el caso de la gaviota patiamarilla después de que los pollos abandonaran el nido. Sólo se han contabilizado aquellos nidos en los que se observaba completamente la totalidad de la cavidad. En Montaña Clara se han muestreado 25 nidos de petrel de Bulwer (12 y 13 de julio de 2021), 21 nidos de pardela cenicienta (8 y 9 de junio de 2021), 10 nidos de paíño europeo (18 de julio de 2021) y 20 nidos de gaviota patiamarilla (16 y 17 de julio de 2021). En La Graciosa debido a la dificultad de accesibilidad y visibilidad del interior de las cavidades solo se ha podido observar con nitidez 1 de los 20 nidos de petrel de Bulwer (6 de junio de 2021). En el caso del PN de Timanfaya, se muestrearon 29 nidos de pardela cenicienta (los días 7 y 8 de junio de 2021), y por último, los días 9 y 10 de junio de 2021 se muestrearon 15 nidos de pardela cenicienta y 15 nidos de petrel de Bulwer en el Roque de Tierra de Anaga, en el NE de Tenerife.

2022:

Al igual que en 2021, los trabajos se han realizado en cuatro localidades; Montaña Clara, La Graciosa y PN de Timanfaya (Lanzarote) y en el Roque de Tierra de Anaga (Tenerife). En el caso de las tres especies de procelariforme, los muestreos se han realizado durante la incubación, y en el caso de la gaviota patiamarilla después de que los pollos abandonaran el nido. En Montaña Clara se han muestreado 25 nidos de petrel de Bulwer (26, 27 y 28 de junio de 2022), 20 nidos de pardela cenicienta (28 y 29 de junio de 2022), 10 nidos de paíño europeo (30 de junio de 2022) y 20 nidos de gaviota patiamarilla (29 de junio de 2022). En La Graciosa, debido a la dificultad de accesibilidad y visibilidad del interior de las cavidades, solo se ha podido observar con nitidez tres de los nidos de petrel de Bulwer (1 y 2 de julio de 2022). En el PN de Timanfaya, se muestrearon 30 nidos de pardela cenicienta (los días 25 y 26 de junio y el día 3 de julio de 2022) y, por último, los días 6, 7 y 8 de julio de 2022 se muestrearon 15 nidos de pardela cenicienta y 15 nidos de petrel de Bulwer en el Roque de Tierra de Anaga, en el NE de Tenerife. Así, finalmente se han muestreado muchos más nidos de los contemplados inicialmente como ya hicimos el año anterior para pardela cenicienta (65 de 45 previstos), petrel de Bulwer (43 de 30 previstos) y paíño europeo (15 de los 15 previstos). En el caso de la gaviota patiamarilla, solo se han muestreado 20 de los 20 contemplados.

En el caso de los procelariformes, los muestreos se realizaron preferiblemente de noche ya que facilita la observación del interior de las huras. En las visitas se anotaba si se veía la totalidad del interior del nido y en caso de haber materiales se recogían para su análisis posterior. En el caso de los nidos de gaviota el trabajo se realizó durante el día. Para todos los nidos se guardaban las coordenadas GPS y en caso de haber materiales se fotografiaban.

Resultados 2021

El análisis de los nidos muestra como excepto en el caso de la gaviota patiamarilla, el resto de especies apenas presentan materiales artificiales en sus nidos. En el caso de la gaviota patiamarilla, se han detectado materiales artificiales en el 55% de los nidos, mientras que en huras de pardela cenicienta se han detectado en un 9.23%. Para el paíño europeo y el petrel de Bulwer no se ha detectado ningún material artificial. Entre los materiales detectados en nidos de gaviota patiamarilla (n=17), un 47.1% era fibra vegetal (tipo papel de water y envoltorios), un 41.2% plásticos y un 5.9% acero (anzuelo) y 5.9% vidrio.  Para la pardela cenicienta los resultados son muy distintos, siendo la mayoría de materiales (n=10) plásticos (90.0%), seguido de vidrios (10.0%).

 

Especie Nidos muestreados Nidos con presencia de material Total de materiales
Bulweria bulwerii 41 0 (0.00 %) 0
Calonectris borealis 65 6 (9.23 %) 10
Hydrobates pelagicus 10 0 (0.00 %) 0
Larus michahellis 20 11 (55.00 %) 14

Respecto al origen o tipo de material detectados en nidos de gaviota patiamarilla (n=18), un 38.9% eran envases, un 33.3% papel de WC, un 22.2% cuerdas y un 5,6% aparejos de pesca.  En el caso de la pardela cenicienta el 80% han sido envases y un 20% aparejos de pesca.

Los resultados obtenidos son en parte esperados debido a las características de dichos nidos y hábitos de las diferentes especies. En el caso de la gaviota patiamarilla construye nidos aportando material, por lo que es normal que acabe incluyendo pequeños fragmentos de materiales artificiales. Por otra parte, al haberse realizado el estudio una vez los pollos han abandonado el nido, es posible que algún material provenga de la alimentación de los pollos. En cambio en las tres especies de procelariformes apenas se han detectado materiales. En el caso del paíño europeo y el petrel de Bulwer no se han detectado posiblemente debido a que estas especies no aportan nada de material al nido. En el caso de la pardela cenicienta, sí se han detectado materiales artificiales, aunque en bajo número. Esta especie sí suele aportar pequeñas ramitas y plumas al nido, y posiblemente algún otro material, incluyendo alguno artificial. Sin embargo, algunos pueden haber llegado a las cavidades debido a fuertes temporales previos a la reproducción.

En su conjunto, se valora muy positivamente la acción, y se propone un seguimiento a largo plazo de esta metodología para ver cómo evoluciona la presencia de materiales artificiales en los nidos.

Resultados 2022

 El análisis de los nidos reveló la presencia de materiales de origen antrópico solamente en los nidos de pardela cenicienta y especialmente de gaviota patiamarilla, tal y como ya habíamos observado el pasado año. En el caso de la gaviota patiamarilla, se han detectado materiales artificiales en el 70% de los nidos, superando el 55% detectado en la temporada de cría anterior, mientras que en huras de pardela cenicienta se han detectado en un 6%, cifra ligeramente inferior a la observada en 2021 que era de 9.23%. Entre los materiales detectados en nidos de gaviota patiamarilla (n=36), un 60 % era fibra vegetal y un 40% plásticos, datos similares a los del año anterior pero con algún material menos ya que este año no se detectó ni acero ni vidrios. Para la pardela cenicienta los resultados son muy distintos, siendo la mayoría de materiales (n=8) plásticos (89.0%), seguido de vidrios (n=1; 11.0%), datos casi idénticos a los del año pasado en que los plásticos fueron un 90.0% y los vidrios un 11.0%.

 

Especie Nidos muestreados Nidos con presencia de material Total de materiales
Bulweria bulwerii 43 0 (0.00 %) 0
Calonectris borealis 65 4 (6.00 %) 9
Hydrobates pelagicus 15 0 (0.00 %) 0
Larus michahellis 20 14 (70.00 %) 36

% de nidos con presencia materiales artificiales (material). CORYS

Respecto al origen o tipo de material detectados en nidos de gaviota patiamarilla (n=36), un 30% eran envases y un 60% papel de WC, datos ligeramente distintos a los observados en 2021 cuando los valores fueron 38.9% envases, 33.3% papel de WC, 22.2% cuerdas y 5,6% aparejos de pesca. En el caso de la pardela cenicienta, el 100% han sido envases, sin que se hayan observado aparejos de pesca que en 2021 representaron un 20% de los materiales observados.

% de nidos con presencia materiales artificiales (origen/tipo). CORYS

Los resultados obtenidos son en parte esperados debido a las características de dichos nidos y hábitos de las diferentes especies, siendo muy similares a los observados en 2021. En primer lugar, la gaviota patiamarilla construye nidos aportando material que colecta en zonas de alimentación, lo cual incluye vertederos y ambientes urbanos, por lo que la presencia de materiales artificiales era previsible. Además, es posible que algún material provenga de la alimentación de los pollos. En segundo lugar, tanto el paíño europeo como el petrel de Bulwer son especies buceadoras que no aportan material al nido, por lo que tampoco sorprende la ausencia de plásticos en las huras. En cambio, en el caso de la pardela cenicienta, sí se han detectado materiales artificiales en una proporción considerable, aunque ligeramente inferior a 2021. Esta especie sí suele aportar pequeñas ramitas, plumas o conchas al nido, pero se considera más probable que al menos algunos de los materiales hallados pueden haber llegado a las cavidades arrastrados por temporales previos a la reproducción. Además, se conoce la atracción de estas aves por los plásticos de superficie, debido a que las algas adheridas desprenden un olor propio de zonas de alimentación de la especie.

En su conjunto, se valora muy positivamente la acción, y la consistencia observada entre los dos años, por lo que se propone un seguimiento a largo plazo de esta metodología para ver cómo evoluciona la presencia de materiales artificiales en los nidos.

Este proyecto se ha podido llevar a cabo gracias a las ayudas de apadrinamiento LIBERA, que tienen como objeto la promoción y el apoyo de acciones destinadas a la mejora de la calidad ambiental de nuestros entornos naturales y que son llevadas a cabo por entidades y organizaciones no
gubernamentales y sin ánimo de lucro. #ProyectoLIBERA  #Basuraleza

Logo LIBERA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookiesACEPTAR

Aviso de cookies