Seleccionar página

monografías del programa migra

Análisis de datos espaciales y redacción de textos de algunas de las monografías del programa MIGRA de SEO/BirdLife.

Cigüeña blanca. Foto: © Juan Bécares

Desde SEO/BirdLife se nos ha contratado para elaborar dos de las cinco monografías del programa MIGRA realizadas hasta 2019, en concreto la monografía nº 1 (Migración y Ecología espacial de la Gaviota de Audouin en el Mediterráneo occidental y noroeste africano) y la nº 5 (Migración y ecología espacial de la cigüeña blanca en España). Estas monografías analizan por completo la ecología espacial, la migración y los patrones de movimiento a lo largo de todo el ciclo anual de las poblaciones de estas especies y que utilizan territorio español en algún momento del año. La información utilizada es diversa, pero se centra principalmente en el seguimiento remoto de aves con emisores GPS realizado en el marco del programa MIGRA de SEO/BirdLife, así como los datos históricos de anillamiento científico con anillas metálicas y de lectura a distancia.

Migración y Ecología espacial de la Gaviota de Audouin en el Mediterráneo occidental y noroeste africano

En 2016 se publicó la primera monografía del programa MIGRA, que incluía información detallada de los movimientos migratorios, las zonas de invernada y la ecología espacial durante la reproducción de esta especie. Esta información se obtuvo principalmente a partir de seguimiento remoto realizado por SEO/BirdLife y de lecturas de anillas de PVC.

Bécares, J.; Arcos, J. M. y Oro, D. 2016. Migración y ecología espacial de la gaviota de Audouin en el Mediterráneo occidental y noroeste africano. Monografía n.º 1 del programa Migra. SEO/BirdLife. Madrid

vacio

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

Resumen

Esta publicación analiza la migración y la ecología espacial de la gaviota de Audouin (Larus audouinii), compilando toda la información disponible hasta 2014 acerca de sus rutas migratorias, patrones de movimiento y ecología espacial. Este estudio se ha realizado a partir de anillamiento científico y de seguimiento remoto. El anillamiento, y en especial la colocación de anillas de lectura a distancia de PVC, han permitido conocer con detalle los movimientos migratorios, aportando datos muy útiles para describir patrones migratorios y zonas de invernada. Por otro lado, el uso de tecnologías para el seguimiento remoto de aves ha permitido conocer los movimientos de la gaviota de Audouin a lo largo de todo el ciclo anual a nivel individual (marcajes mediante emisores vía satélite; PTT), así como estudiar en detalle los patrones de movimiento de las aves adultas durante el periodo reproductor (registradores de GPS).

La información aportada por las anillas proviene principalmente de las lecturas de anillas de PVC realizada por cientos de observadores, cuya base de datos está gestionada por la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) y por el IMEDEA (CSIC-UIB). Asimismo, se ha analizado la información de la base de datos de anillamientos y recuperaciones de anillas metálicas actualmente disponible en la Oficina de Anillamiento de SEO/BirdLife. Así, desde 1975 y hasta 2015 se han anillado con anilla metálica 55.186 gaviotas de Audouin, de las cuales entre 1988 y 2013 se han marcado con anilla de PVC 45.909 gaviotas de Audouin (un 97,9% como pollo). Entre ambas bases de datos hay un total de 63.592 recuperaciones correspondientes a 15.548 ejemplares diferentes, que una vez filtradas para el análisis se han quedado en 47.263 recuperaciones. La mayor parte de las recuperaciones se han dado en España, pero también existen bastantes recuperaciones en Marruecos, y unas pocas en el Sáhara Occidental, Mauritania, Senegal y Gambia, así como en Italia, Francia y Argelia. Estos datos por tanto son complejos de analizar dado el dispar esfuerzo existente entre áreas.

El seguimiento remoto con emisores vía satélite (Argos-PTT) se realizó en los años 2006 y 2007 y duró hasta 2010. Estos marcajes fueron realizados por SEO/BirdLife en el marco del Proyecto LIFE Áreas Importantes para las Aves (IBA) marinas en España (LIFE04NAT/ES/0049; 2004-2009) con la finalidad de conocer los movimientos de la especie tanto durante el periodo reproductor en tierras españolas como a lo largo de su ciclo anual. Se utilizaron dispositivos solares de 18g, de North Star Science & Technology LTD, y en total se marcaron 23 ejemplares en 4 colonias de cría distintas. En el año 2006 se marcaron 5 ejemplares en el Delta del Ebro, y en 2007 se marcaron 18 ejemplares más: 6 en isla Grosa (Murcia), 6 en la isla de Alborán (Almería), y 6 más en la isla de l’Aire (Menorca). En total se han obtenido 51.053 localizaciones correspondientes a 9.622 días de datos, siendo la duración de los dispositivos de hasta más de 3 años en algunos ejemplares.

También se han estudiado los movimientos de la gaviota de Audouin durante el periodo reproductor. A lo largo del Proyecto LIFE+ INDEMARES (2009-2014) se marcaron con registradores GPS 99 ejemplares, 84 en la principal colonia de cría de gaviota de Audouin, situada en la punta de la Banya (delta del Ebro) y 15 en dos colonias de las islas Baleares (isla de l’Aire e isla Conillera). En total se obtuvieron datos de 55 aves, 48 en el delta del Ebro y 7 en Baleares.

Metodología

Para conocer los patrones de movimiento de la gaviota de Audouin se han utilizado datos provenientes tanto de marcajes específicos con dispositivos de seguimiento remoto, como los datos históricos de anillamientos y recuperaciones (que incluyen lecturas en el caso de aves con anillas de PVC).

Anillamiento

La información aportada por las anillas proviene principalmente de las lecturas de anillas de PVC para lectura a distancia, cuya base de datos está gestionada por la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC). Asimismo se ha analizado la información de la base de datos de recuperaciones de anillas metálicas del  Centro de Migración de Aves (SEO/BirdLife).

Entre los años 1988 y 2014 se han anillado con PVC 45.909 gaviotas de Audouin, de las cuales un 97,9% se han anillado como pollos. Entre ambas bases de datos hay un total de 63.592 recuperaciones correspondientes a 15.548 ejemplares diferentes.

Los datos provenientes de las dos bases de datos se han juntado para los análisis u una vez eliminados los duplicados, se ha calculado para cada individuo su edad en días en el momento de la recuperación, en base a la edad anotada cuando fue anillada y a la fecha de recuperación, para posteriormente asignarle una clase de edad.

Para la realización del análisis espacial se ha tenido que añadir el campo coordenadas a las observaciones que no lo tenían anotado. Éstas se han sacado a partir del campo localidad o incluso a partir del campo comentarios. Ya que diferentes observadores anotan diferentes coordenadas para una misma localidad, éstas se han agrupado para algunos análisis. Para ello se ha generado un nuevo campo de coordenadas agrupando las observaciones más cercanas, asignándoles la posición del centroide de una malla de 0,1º x 0,1º (que equivale aproximadamente a unos 10 km).

Por otro lado se ha eliminado los datos que no contenían la información necesaria para el análisis o errores, como coordenadas equivocadas sin localidad de referencia, sin fecha de recuperación o con o fechas de recuperación anteriores al anillamiento.

Ya por último, para evitar sesgos por sobre-representatividad (ya que algunas aves se leen reiteradamente en ocasiones), se han eliminado los puntos repetidos. Hay casos extremos, como una anilla leída hasta 20 veces en un mismo mes, o los 234 ejemplares leídos en 5 o más ocasiones a lo largo del mismo mes del mismo año, dando una idea de del problema que puede suponer no eliminar estos puntos. Ya que en muchos casos el análisis se ha realizado de manera independiente para los diferentes meses del año, se ha optado por eliminar las lecturas repetidas para un mismo ejemplar en una misma localidad durante el mismo mes del mismo año, dejando una al azar. Así, se han eliminado un 20,6% de las lecturas, pasando de 63.592 a 50.493 datos.

Seguimiento remoto

A diferencia de las lecturas de PVC, no existe sesgo en la localización de los datos, ni espacialmente ni temporalmente, por lo que es un método ideal para conocer con detalle la migración de la gaviota de Audouin.

Se han utilizado dos tipos de dispositivos, por un lado emisores PTT solares para el seguimiento del ciclo anual y por otro lado registradores GPS para el seguimiento de los movimientos durante la reproducción.

En total se marcaron 23 ejemplares con PTT en 4 colonias de cría distintas. En el año 2006 se marcaron 5 ejemplares en la colonia de cría de la punta de la Banya(Delta del Ebro), y en el año 2007 se marcaron 18 ejemplares más: 6 en la isla Grosa (Murcia), 6 en la isla de Alborán (Almería), y 6 más en la Illa de l’Aire (Menorca).

En el caso de los datos GPS, se utilizaron datos de SEO/BirdLife del periodo reproductor 2010 (12 ejemplares marcados), 2011 (60) y 2012 (12) en la principal colonia de cría de la especie en esas fechas, situada en la Punta de la Banya (Delta del Ebro). También se dispone de datos de 2012 de dos colonias de las islas Baleares (Illa de l’Aire e Illa Conillera), donde se marcaron 12 y 3 ejemplares respectivamente.

En el caso de los dispositivos PTT el filtrado y eliminación de datos erróneos se ha realizado teniendo en cuenta que no son probables velocidades entre dos puntos superiores a los 100 km/h (en este caso se ha eliminado la localización de peor calidad), o localizaciones no continuadas en el tiempo en hábitats no adecuados para la especie (generalmente tierra adentro). Este filtrado, junto con las localizaciones de ejemplares una vez han muerto (o una vez se les ha caído el dispositivo PTT), han permitido pasar de 51.960 localizaciones brutas a 47.263 localizaciones. En el caso de las localizaciones GPS, no presentan errores espaciales destacables, por lo que han sido utilizados la totalidad de los datos

Modelos de distribución espacial

Los modelos de calidad de hábitat se han desarrollado con el método de la Máxima Entropía, implementado en el software Maxent (versión 3.3.3k) (Phillips et al., 2006). Este es uno de los métodos más adecuados para modelizar datos de presencia (Elith et al., 2006; Edrén et al., 2010), como los de seguimiento remoto o los datos procedentes de las lecturas de PVC.

Todos los modelos han sido calibrados limitando la respuesta de las variables a funciones lineales y cuadráticas, debido a la dificultad de interpretar otras relaciones más complejas (Louzao et al., 2012). En el caso de los modelos GPS, además se ha incorporado un ajuste del tipo bisagra, que permite marcar para una misma variable puntos de inflexión en los ajustes lineales o cuadráticos de respuesta (Elith et al., 2010). Esto permite interpretar la respuesta de las variables entre el mar y tierra de manera más sencilla (más detalles en Bécares et al., 2015).

Para generar los modelos predictivos se necesita información ambiental continua en el espacio que permita analizar los patrones geográficos de las observaciones desde una perspectiva ecológica. Por lo tanto, la selección de las variables ambientales a utilizar es un aspecto clave en el proceso de modelización. El proceso de selección de estas variables se ha definido en base a información bibliográfica (Arcos et al., 2009 y 2012; Louzao et al., 2009 y 2012; Edrén et al., 2010 y Bécares et al., 2015). Las variables seleccionadas han sido notablemente diferentes entre ambos tipos de modelos, debido principalmente al espacio temporal que abarcan los diferentes tipos de datos y a la precisión espacial de éstos (ver más detalles en la monografía).

Resultados

La utilización de dos metodologías de seguimiento diferenciadas ha permitido su complementación. Los información de seguimiento remoto ha sido mucho más precisa al no estar condicionada al sesgo del observador y por aportar datos de un mismo ejemplar a lo largo de todo el ciclo anual. Por el contrario solo se dispone de datos PTT de 23 ejemplares adultos, por lo que para conocer qué realizan otras clases de edad ha sido necesario el análisis de los datos de lectura de anillas.

Así la lectura de anillas ha permitido conocer por ejemplo la dispersión de los juveniles durante su primer año de vida, o las proporciones de edades que encontramos a diversas latitudes en función del periodo del año. Por otro lado, tanto el seguimiento remoto como la lectura de anillas han permitido cuantificar de manera relativa la invernada de la gaviota de Audouin. Esta se da desde la península ibérica (especialmente tercio sur; Golfo de Cádiz-Alborán), hasta las costas de Senegal y Gambia. Es especialmente importante el sur de Marruecos y Sahara Occidental (especialmente la península de Dakhla).

La fenología migratoria es muy variable entre ejemplares. Algunos marcados con PTT inician el descenso hacia las zonas más meridionales en el mes de julio para llegar ya en agosto, mientras que otros ejemplares van desplazándose poco a poco hacia el sur, llegando en enero y febrero a las zonas más sureñas. Por el contrario la migración hacia las zonas de cría es mucho más rápida y se da fundamentalmente en el mes de marzo o principios de abril.

Distribución latitudinal de los diferentes ejemplares marcados con dispositivos PTT

Tanto los datos de seguimiento con dispositivos PTT como a partir de las lecturas de anillas, han demostrado una elevada fidelidad a las zonas de invernada individual por parte de los ejemplares adultos. En cambio se ha visto como los juveniles desplazan sus zonas de invernada hacia el norte hasta estabilizarlas en el espacio una vez alcanzan la madurez. Durante la migración, las variables que más peso tienen a la hora de explicar la distribución de la especie, coinciden con las observadas el resto del año, es decir las zonas húmedas y las localidades pesqueras, medidas a modo de distancia. Esto es más evidente en el caso de las lecturas de anillas ya que el esfuerzo tiende a centrarse en estos ambientes. Sin embargo los datos de seguimiento remoto muestran resultados similares, indicando claramente la importancia de estos lugares como zonas de descanso para la especie. Dichas variables también son importantes durante la reproducción, aunque la distancia a la propia colonia de cría siempre es la variable con mayor peso dada la necesidad de regresar al nido para incubar o para alimentar a los pollos. Pese a todo, la proximidad a localidades pesqueras y zonas húmedas sigue siendo importante ya que condiciona su alimentación.  Así, la disponibilidad de alimento en el espacio y el tiempo juega un papel clave en los movimientos que los ejemplares hacen una vez se encuentran en el área de cría. En la monografía se analizan con detalle estos movimientos, que las gaviotas realizan tanto a los arrozales (donde se alimentan principalmente de cangrejo de río americano), como al mar, donde suelen alimentarse aprovechando los descartes pesqueros producidos por las barcas de arrastre durante el día, así como aprovechando durante la noche la actividad de la flota de cerco, que aglutina presas cerca de la superficie y genera descartes para las gaviotas. Para aprovechar estos recursos las gaviotas realizan viajes de alimentación que tienen una duración promedio de 8,2 horas (máx. = 77,2 h), alejándose del nido una media de 29,0 km (máx. = 189,7 km). Durante estos viajes, las gaviotas realizan en promedio 81,2 km (máx. = 771,4 km). Teniendo en cuenta estos datos se ha estimado que cada ejemplar realiza durante la reproducción unos 8.600 km en busca de alimento.

Todos estos resultados y muchos otros puedes consultarlos en la versión en pdf que puedes descargar aquí

Migración y ecología espacial de la cigüeña blanca en España

A finales de 2019 se publicará la quinta monografía del programa MIGRA, que incluirá información detallada de los movimientos migratorios, las zonas de invernada y la ecología espacial durante la reproducción de la cigüeña blanca en España. La información para la realización de esta monografía proviene principalmente de los marcajes con dispositivos GPS colocados en el programa MIGRA por SEO/BirdLife y también de otras entidades colaboradoras, así como de datos provenientes de lecturas de anillas de PVC.

Bécares, J.; Blas, J.; López-López, P.; Schulz, H.; Torres-Medina, F.; Flack, A.; Enggist, P.; Höfle, U.; Bermejo, A. y De la Puente, J. 2019. Migración y ecología espacial de la cigüeña blanca en España. Monografía n.º 5 del programa Migra. SEO/BirdLife. Madrid.

 

vacio

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

Resumen (estan todas en display:none)

Esta publicación trata sobre la ecología del movimiento de la cigüeña blanca (Ciconia ciconia) a lo largo de todo el ciclo anual: temporadas de cría y de invernada y ambas migraciones entre estas zonas. Se trata de la quinta monografía del programa Migra (www.migraciondeaves.org), cuyo objetivo es conocer los movimientos y la migración de las aves presentes en España, y que para el estudio de esta especie ha contado con la colaboración de la organización suiza Storch Schweiz, la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC), el Instituto Max-Planck de Ornitología en Radolfzell (Alemania) y el Grupo SaBio del IREC (CSIC-UCLM-JCCM).

Metodología

El trabajo realizado desde Cory’s, ha consistido en analizar los datos provenientes de ejemplares marcados con dispositivos GPS para seguimiento remoto, así como los datos históricos de anillamientos.

Seguimiento remoto

Para el estudio de la ecología espacial de la cigüeña blanca en el programa Migra (De la Puente et al., 2013), se diseñó un programa de marcaje con el objetivo de disponer de aves marcadas por gran parte del área de distribución de la especie en España. Esto, junto al establecimiento de las colaboraciones nacionales y extranjeras comentadas anteriormente, permitió disponer de datos de 79 ejemplares (34 adultos y 45 pollos) marcados entre 2012 y 2017. 53 de ellos se marcaron en España (en nueve comunidades autónomas), y 26 en Centroeuropa (24 en Suiza, uno en Francia y uno en Alemania), que aportaron datos de la población centroeuropea durante su invernada en España. Se emplearon cuatro tipos distintos de dispositivos de seguimiento remoto dependiendo de los modelos disponibles en el mercado y considerando su tamaño y peso: emisor satélite GPS solar, emisor GPS-GSM, data-logger GPS y data logger GPS-GSM. El dispositivo se colocó mediante arnés torácico y una vez colocado supusieron en promedio el 1,83% y 1,71% del peso de adultos y pollos respectivamente. En total, estos sistemas de seguimiento remoto han proporcionado casi 3.000.000 de localizaciones, que han sido filtradas escogiendo aleatoriamente un máximo de una localización por hora y ejemplar, quedando finalmente 723.205 localizaciones para el análisis. Estos datos han servido para dar respuesta a la mayor parte de los resultados aquí presentados, tanto para la población española como centroeuropea y para las distintas clases de edad.

Datos de anillamiento científico

Para algunos análisis en los que no se disponía de información de, por ejemplo, alguna clase de edad, se han utilizado los datos históricos de anillamientos y recuperaciones, que también han sido cruciales para documentar cambios históricos en las últimas décadas en las zonas de invernada y el comportamiento migrador de las cigüeñas blancas (ya que disponemos de una importante serie histórica para esta especie). Las recuperaciones de anillas metálicas y de lectura a distancia utilizadas han sido la de remites españoles en o fuera de España, así como de aves anilladas en otros países y recuperadas en España. Esta información proviene principalmente de los controles de anillas de lectura a distancia, cuya base de datos está gestionada por la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC). Asimismo se ha analizado la información del Banco de Datos de anillamiento y recuperaciones en España del remite ICONA (MAPAMA, SEO/BirdLife, ICO, EBD-CSIC y GOB, Madrid, 2017), gestionada por la Oficina de Anillamiento de SEO/BirdLife. Por último, se han utilizado los datos de anillamiento y recuperación de cigüeña blanca del Banco de datos de la Oficina de Anillamiento de Aranzadi, (Sociedad de Ciencias Aranzadi, ICO, EBD-CSIC, GOB y SOM. Donostia-San Sebastián, 2017). Entre las tres bases de datos, y desde la primera recuperación de una cigüeña blanca en 1910, hasta mediados de 2018, hay un total de 60.568 recuperaciones, procedentes en la mayor parte de los casos de ejemplares anillados como pollo. Estas recuperaciones, una vez filtradas, se han quedado en 44.518 recuperaciones correspondientes a 21.700 ejemplares diferentes.

Resultados

La utilización de las fuentes de datos comentadas anteriormente ha permitido conocer con precisión los movimientos migratorios, los cambios históricos en las zonas de invernada, la supervivencia de las distintas clases de edad, o estudiar la ecología espacial y el uso de hábitat de la cigüeña blanca durante el periodo reproductor y la invernada. Todo ello tanto para la población española, como para la centroeuropea, así como para las distintas clases de edad.

Migración

En general, las cigüeñas suelen seguir rutas migratorias similares entre ellas, aprovechando grandes valles y siempre sobrevolando masas de tierra para así aprovechar las corrientes térmicas. Las rutas suelen coincidir porque muchas cigüeñas se dirigen al Estrecho de Gibraltar, y además utilizan como zonas de parada y descanso grandes vertederos de residuos sólidos urbanos (que muchas además utilizan como zona de invernada). Una vez en África, las cigüeñas se dirigen hacia el suroeste evitando las montañas del Rif para posteriormente cruzar el Atlas por algún valle o esquivándolo.

 

Principales rutas migratorias de la cigüeña blanca en la península ibérica

Posteriormente cruzan el desierto del Sahara por diversos lugares dependiendo del régimen de vientos existente en la migración post y prenupcial, hasta llegar a la zona de invernada en el Sahel, principalmente en Senegal, Mauritania, Malí, Burkina Faso y Niger. En su migración de regreso los ejemplares siguen las mismas rutas por las que habían migrado previamente, pero en el caso de la travesía del Sahara existe una tendencia a que, al menos en los ejemplares adultos,  la migración se produzca más cerca de la costa dados los vientos predominantes en esta época (Mellone et al.; 2012, 2013 y 2015; López-López et al.; 2014; Sergio et al. 2014).

Invernada

La invernada de las cigüeñas se inicia a mediados de agosto y finaliza a mediados de febrero, aunque cabe destacar que existe una elevada variabilidad entre individuos, de manera que se puede generalizar que es solo durante el mes de octubre cuando casi la totalidad de los ejemplares se encuentran en las localidades más meridionales dentro del ciclo anual. Existen tres zonas claras de invernada de las poblaciones españolas y centroeuropeas: el Sahel en Senegal, Mauritania, Malí, Burkina Faso y Níger (donde invernan los juveniles nacidos en España, una pequeña parte de los juveniles centroeuropeos y algunos adultos españoles), el norte de Marruecos, donde invernan mayoritariamente ejemplares de primer año calendario de origen centroeuropeo y algunos adultos españoles y posiblemente también algunos centroeuropeos, y la Península ibérica, especialmente el sur de España (vertederos y arrozales de Sevilla, Huelva, Cádiz y otros grandes vertederos como los de Madrid, Lleida o Ciudad Real), donde inverna una parte muy importante de adultos españoles y centroeuropeos, y en menor medida ejemplares de primer año calendario de Centroeuropa.

Zonas de invernada de ejemplares de primer invierno de cigüeña blanca de las poblaciones española (izquierda) y centroeuropea (derecha).

Las cigüeñas blancas utilizan en el periodo invernal una superficie media muy variable dependiendo de la zona de invernada y de la clase de edad. En general, los ejemplares en su primer año utilizan superficies considerablemente mayores que los adultos para una misma zona de invernada, del orden de dos o tres veces mayores (en el Sahel MPC 95% para ejemplares de primer año de 57.880 km2 frente a 23.743 km2 en adultos; en España MPC 95% para ejemplares de primer año de 981 km2 frente a 379 km2 en adultos). Estos datos ponen de manifiesto que las áreas de campeo son mucho mayores en grandes hábitats naturales como el Sahel, que en zonas donde los recursos alimenticios se concentran de manera predecible, como es el caso de los vertederos de residuos sólidos urbanos (VRSU) o los arrozales, presentes en el sur de España.

En el Sahel, las cigüeñas ocupan mayoritariamente superficies cubiertas por vegetación herbácea (sabanas), y en menor medida mosaicos de vegetación y tierras de cultivo. Comparando entre clases de edad, se observa como las aves adultas utilizan cultivos de secano de forma muy importante, mientras que las aves de primer año apenas los frecuentan, prefiriendo las zonas de vegetación herbácea situadas inmediatamente más al norte, justo al sur del Sáhara. En Marruecos, las cigüeñas seleccionan áreas cercanas a zonas urbanas, ya que en sus inmediaciones encuentran vertederos en los que alimentarse, especialmente cuando hay cerca ambientes agrícolas y humedales. Algo parecido ocurre en España, donde gracias a la mejor resolución de las capas de hábitat, se ha podido estudiar con más detalle el uso del hábitat. En este caso, tanto las cigüeñas de primera invernada (de origen centroeuropeo), como los ejemplares adultos, pasan la mayor parte del periodo invernal entre arrozales y otros terrenos inundados, vertederos y ambientes abiertos como pastizales naturales o cultivos de secano. La gran abundancia de arrozales en el sur peninsular, situados además cerca de grandes pastizales y cultivos de secano, junto con la presencia de importantes vertederos de residuos sólidos urbanos (VRSU), hacen de esta zona la más importante para la especie en España durante el periodo invernal. Cabe destacar que el único hábitat utilizado por todas las cigüeñas invernantes en España, han sido los vertederos.

En cuanto a la fidelidad a las zonas de invernada, esta es muy alta, especialmente en los ejemplares adultos. En concreto, para esta clase de edad y según los datos GPS, la mediana en la distancia entre periodos invernales es de tan sólo 5,8 km., habiendo invernado a menos de 25 km entre años el 81,5% de los ejemplares adultos. Algo parecido se observa analizando las lecturas de anillas de PVC, donde la mediana observada es de 21,4 km; rango=0-51,2 km). En el caso de la zona de invernada entre el primer y segundo año de vida de las cigüeñas, se observa como la fidelidad a una zona concreta es inferior que en ejemplares adultos. Aun así, no se han observado grandes distancias entre estas dos clases de edad (mediana 346 km; máx.: 1.004 km) teniendo en cuenta la extensa área de invernada de la especie. En todos los casos, las cigüeñas de esta clase de edad, o bien mantienen la zona de invernada o bien la desplazan hacia el norte.

A partir de todas las recuperaciones y lecturas de anillas existentes, se han analizado los cambios en los lugares históricos de invernada de los ejemplares adultos procedentes de la población española. Los resultados indican como a mediados de los años 90 parece producirse un cambio en la cantidad de recuperaciones tanto en el norte de Marruecos como en el Sahel, ya que disminuyen hasta casi desaparecer en el caso de los adultos, mientras que siguen existiendo para individuos de primer y segundo año (aunque también parecen reducirse notablemente respecto a otros territorios como el sur de España). Esto, junto con lo observado gracias al seguimiento remoto, indicaría que realmente existe un cambio espacial sustancial en las zonas de invernada, que cada vez son más importantes en el sur de España, especialmente en el caso de los adultos.

Reproducción

El periodo reproductor (enero a julio), solo se ha estudiado en España. Durante esta época, el tamaño de las áreas de campeo de los ejemplares adultos es muy variable dependiendo de la localización del nido y su proximidad a las zonas de alimentación. Así, en el caso de ejemplares que se alimentan en vertederos, si el nido se encuentra lejos de éste, las cigüeñas muestran áreas de campeo mayores, mientras que los ejemplares que lo tienen más cerca o utilizan sólo áreas de alimentación naturales (pastizales y zonas húmedas), muestran áreas menores. Posiblemente esa sea la razón por la que las medianas de las áreas de campeo en España (MPC 95% de 102,8 km2), hayan sido más de tres veces superiores a lo observado en Centroeuropa (MPC 95% de 30,4 km2).

En el caso de los ejemplares más jóvenes, sus áreas de campeo durante el periodo reproductor son muy grandes, y conforme avanza la edad, la superficie utilizada se reduce. Esto es esperable dado que los ejemplares de segundo y tercer año calendario no están ligados al nido. Además, en el caso de los individuos de segundo año calendario, posiblemente su conocimiento del territorio y de los mejores lugares donde alimentarse es significativamente menor respecto a las aves adultas, lo que explicaría mayores movimientos en la búsqueda de estos recursos. Así, las medianas de las áreas de campeo (MPC 95%) en España de ejemplares en su segundo año calendario ha sido de 8.417 km2 (5.621 km2 en Centroeuropa), frente a 4.817 km2 (1.205 km2 en Centroeuropa) de las aves de tercer año calendario.

En lo que se refiere al uso del hábitat, los ejemplares adultos en España han utilizado mayoritariamente pastizales naturales y cultivos de secano, y una parte importante también sistemas agroforestales, vertederos y zonas húmedas, siendo los vertederos el ambiente que más ejemplares han utilizado en algún momento, seguido de los pastizales y los cultivos de secano. Existe una selección positiva de los arrozales o los VRSU, así como de ambientes más extensos como los pastizales naturales. En cambio, no parece existir una selección positiva de los cultivos de secano, pese a ser ambientes muy utilizados por la especie.

Uso del hábitat en España de ejemplares adultos de cigüeña blanca marcados con dispositivos GPS

Todos estos resultados y muchos otros podrás consultarlos en la versión en pdf que puedes descargar aquí.

Nuestros trabajos en el programa MIGRA han sido financiados por SEO/BirdLife

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookiesACEPTAR

Aviso de cookies